viernes, 26 de noviembre de 2010

Un cronopio ha caido en las fauces del diablo

Por favor señor diablo, usted sabe de lo que hablo.
Señor diablo, los cronopios no somos malos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada