lunes, 23 de mayo de 2011

Como castigo pasaras la eternidad sin la llave del candado

Y cuento las horas que no pase a tu lado, son como hojas de un papel en blanco.
Y no quiero gritarte pero esto me tiene harto, hasta el punto mismo de odiarte y sonreír a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada