jueves, 26 de mayo de 2011

A veces simplemente no estamos preparados para el amor. Puede ser porque somos muy chicos, o muy tontos, o porque sentimos demasiado o porque no sentimos. Pero cuando llega la vida se revoluciona, lo cotiano se convierte en raro y las prioridades cambian.
El amor, para mi, es neutral. Bueno o malo, nos modifica, vemos las cosas diferentes. Y no solo hablo del amor entre dos personas, tambien puede ser de una madre a un hijo por ejemplo.
¿Que pasa cuando no es correspondido? Yo por lo menos tengo ganas de salir corriendo, sacudirlo y decirle HOLA TE QUIERO, QUEREME IGUAL, pero todos sabemos que en la vida no todo es tan simple. Tenemos que esperar, porque por ahi algo mejor nos esta esperando y no tenerlo y sufrir nos hace desear que por favor venga algo que nos reviva, que haga que nos levantemos todas las mañanas sonriendo, que tengamos un motivo más para vivir otro dia. No todos tenemos la suerte de que a penas se conecte nos hable, de que nos mande un mensaje de vez en cuando, de que nos quieran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada