martes, 14 de septiembre de 2010

Reflexion

Tengo ganas de caminar sobre una calle inundada.
Una calle inundada en verano.
Que llueva torrencialmente y que yo solo lleve un short, una remera y mi cartera.
Un paraguas para fingir que no me mojo, cuando a la vez tengo toda la cabeza mojada.
Que haya gente corriendo y que yo solo lo observe mientras siento el rio de agua entre mis piernas.
Quiero mirar al cielo oscuro y ver como las gotas tocan mi cara como acariciandola.
Eso solo quiero, una lluvia de verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada